Encuentra en Abretumente

Búsqueda personalizada

6 de marzo de 2010

188 petabytes en el bolsillo

O lo que es lo mismo, 188.000 discos duros de un 1 TeraByte, o lo que es lo mismo 2,7 millones de horas de vídeo en HD, o todo el tráfico que registra AT&T en una semana, o todo lo que se grabe de porno durante los próximos doscientos años metida en un cuadradito de plástico

¿Sorprendido? Pues esa es, al menos en teoría, la capacidad hasta la que podrá llegar la quinta versión del estandard CompactFlash, 188 petabytes. Siguiendo con los ejemplos comparativos, con sólo cinco de ellas podrías almacenar todos los datos de los ordenadores personales del estado Minessotta, en Estados Unidos.

Hasta ahora, el estándar 4.1 limitaba hasta los ridículamente escasos, en comparación, 147 GB, y en la práctica lo máximo que se puede comprar hoy en día son 64 Gb, aunque existan de más. Este tipo de tarjetas que hace unos años eran muy populares han ido cayendo con el tiempo en el desuso frente a las SD, o las microSD, más reducidas y que se usan en multitud de teléfonos móviles, cámaras compactas o reproductores de MP3. Las CompactFlash habían quedado relegadas a cámaras réflex profesionales, por ejemplo.


Pero la verdad es que todo eso puede empezar a cambiar, el máximo de las SD actual, con el estándar SDXC, se queda en los 2 TB, a años luz de los 188 que estamos hablando. ¿Os imagináis semejante capacidad? ¿Y en ese espacio? Si yo estuviese implicado minimamente en la comercialización de contenidos no apostaría un duro por el DVD, o por el Blu-Ray, ni por cualquier otro tipo de soporte, la cantidad de calidad de vídeo, en 3D por supuesto, que tiene que caber en una sola de esas tarjetitas es inconmensurable.

Foto: SanDisk
Tomado de:  alt1040.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario