Encuentra en Abretumente

Búsqueda personalizada

3 de abril de 2010

En duda el sistema de ADN mitocondrial usado por forenses.

Prácticamente todos hemos visto siquiera algún capitulo de series de investigación policíaca como Bones o Cold Case. Donde se describen casos con mucho tiempo de antigüedad y donde debido al avanzado grado de descomposición de la victima, se hace prácticamente imposible cualquier tipo de identificación.

Ahí es donde aparece la comparación de ADN mitocondrial. Las mitocondrias se pueden encontrar por cientos en cada célula humana y estas son muy resistentes a casi cualquier alteración, lo que las hace especialmente útiles cuando se trata de muestras viejas o muy degradadas. Se supone que el ADN mitocondrial no tiene muchas variaciones dentro de un mismo organismo, haciéndolo perfecto para identificar y comparar tejidos.

Pareciera que el ADN mitocondrial tiene resuelta la situación, hasta hoy, ya que recientes investigaciones ponen en duda que tan efectivo resulta el ADN mitocondrial al momento de comparar tejidos. Al realizar un análisis más detallado sobre este respecto se ha notado que varia más de lo que se pensaba.


Esto podría cambiar totalmente la forma en la que se comparan e identifican tejidos, aunque se hace notar que todavía faltan más investigaciones para poder decir que el ADN mitocondrial resulta inservible para comparar tejidos.

Se imaginan las implicaciones que tendría el hecho de descartar el ADN mitocondrial como buena fuente de información al momento de comparar tejidos, pensemos, para empezar, en las implicaciones legales.

Tomado de: Wired.com (ingles)

No hay comentarios:

Publicar un comentario